Buscar en el sitio


Contacto

Kyokushin-sipr

E-mail: senseiivan@hotmail.com

World Independent Budo Kai

wibk.org/

 

HISTORIA

El Hombre, desde su aparición, ha sentido la necesidad de pelear y perfeccionar su estilo de lucha dependiendo del tiempo y la realidad en que se encontrase, bien por instinto de supervivencia (caza, guerra, autodefensa...) o bien para, al igual que el resto de los animales, desarrollar sus habilidades innatas, a través del combate simulado o real.

Encontramos los primeros testimonios de "academias" de luchas codificadas, en Mesopotamia (sumerios, akadios, babilonios...) junto al desarrollo de las primeras civilizaciones. Los expertos en materia de guerra, sintieron la necesidad de adiestrar a los guerreros bajo una serie de rutinas y conductas basadas en la expereincia. Así mismo, Artes Marciales, se encuentran representadas en los jeroglíficos del antiguo Egipto o en los frescos pintados de Grecia y Roma; que evolucionaron hacia la lucha deportiva en los Juegos Olímpicos y las luchas circenses respectivamente.

Escenas de lucha reglada encontradas en Mesopotamia y Grecia respectivamente

Desde la antigua Mesopotamia, estas tradiciones viajaron a Occidente (África y Europa) y hacia Oriente, que través de la India (donde se conservan antiquísimas artes de combate) se fundieron con la tradición religiosa y filosófica, dando lugar en China a lo que hoy conocemos verdaderamente como Artes Marciales Orientales, es decir, Artes de Marte (dios de la guerra en la mitología romana) El Arte de la Guerra (Bubishi)

 

Según la tradición Bodhidharma, fue un príncipe indio que llevó el Budismo Zen a China en el 500 dC, se instaló en el templo Shaolin, y enseñó un sistema de saneamiento corporal basado en la imitación de algunos animales, que sentaría las bases del Kung Fu (Wushu) de Shaolin.

 

No se puede afirmar con exactitud cuándo nace el Karate. Sabemos que fue en el archipiélago de Ryu Kyu –actual prefectura de Okinawa- a partir de las influencias que recibe del sudeste asiático y en especial de China, por ser un reino dependiente del emperador amarillo. Habría que remontarse al menos hasta el siglo VI d. C. para seguir esta línea.

En 1372, el Rey Satto de Chuzan, se proclama feudatario del emperador de China, con lo que se abren las influencias culturales hacia Okinawa. En 1393 una gran colonia de chinos, llamada "Las 36 familias" se establecen en Kume Mura, cerca de Naha, con lo que influyeron notablemente en el Arte Marcial autóctono.

Las Ryu Kyu fueron un próspero y rico reino que comerciaba con diferentes lugares de Asia, algunos tan lejanos como Java o Sumatra. Estos contactos comerciales con países como China, Japón, Filipinas, etc. ampliaron el bagaje técnico del arte marcial autóctono (Too-de, o simplmente Te)

 

También sabemos que en el siglo XV de nuestra era, en 1429, se unifican los tres reinos de la isla de Okinawa (Chuzan, Nazan y Hokuzan) por parte del Rey Sho Hashi, y que se prohíbe al campesinado guerrero la utilización de armamento. Es entonces cuando esta casta campesina y militar fija sus intereses en el primitivo Karate, llamado Too-de, así como en el uso de aperos de labranza destinándolos al combate (varas, mayales, hoces, remos…) Nace el Kobu-jutsu, sobre todo a partir del edicto de las "11 distinciones" del año 1507, que incluía el famoso "Edicto de No Espadas"

Por simplificarlo mucho, se puede decir que Too-de, era la versión okinawense del Kung-Fu chino.

 

Imagenes extraídas del antiguo manual de lucha china (grulla y puño del monje) llamado Bubishi, y que sirvió de libro de cabecera de algunos de los más grandes maestros de Karate de Okinawa, Se desconoce cando aparece por primera vez en la isla, pero confirma la unión directa entre las Artes Marciales chinas y el Karate de Okinawa.

En el siglo XVII, el Clan japonés Satsuma; que hasta entonces había ostentado el shogunado, es desplazado por el clan Tokugawa en el año 1600, y se ven obligados a viajar al sur, a la conquista de las islas Ryu Kyu.

Tras una cruenta guerra, que comienza en 1609, en la batalla de Keicho, el armamento superior del clan Satsuma conquista Okinawa, venciendo al Rey Sho Nei y tomando el castill de Shuri. Es entonces cuando se establace la segunda prohibición del uso de armas, esta vez también a las clases nobles, con la intención de erradicar por completo las artes marciales que les habían obstaculicado la conquista del reino.

Es, sobretodo, entre la casta de los Chikudin peechin (nobleza campesina) que se desarrolla este arte de lucha cuerpo a cuerpo, que mezcla tradiciones autóctonas con artes extranjeras, principlamente Wu Shu (kempo) de la grulla blanca y el puño del monje, entre otros.

No obstante parece ser que era un arte muy heterogéneo y que en algunas clases sociales, como la misma realeza, disponían de sus propias tradiciones guerreras.

El Karate se mantiene en secreto hasta el siglo XIX, transmitiéndose de padres a hijos. Aun así, el mismo Napoleón Bonaparte, supo de un recóndito reino en el mar de China que no usaba armas para defenderse.

En el siglo XVIII, llega de China un funcionario llamado Ku Shan Ku, último zapposhi (emisario del emperador de China) que realiza una exhibición de su arte marcial, y a cambio los uchinankus (habitantes de la isla) muestran al mundo su arte por primera vez.

A raíz de esto conoceremos nombres míticos dentro del Karate primitivo: Kanga Sakugawa, Sookon Matsumura (que fue guardia personal del último Rey de Okinawa) Chatan Yara (llamado el gallo) Kosaku Matsumura (el gran héroe del Tomari-te) y otros más modernos como Aragaki, Higaonna, Itozu, Motobu, Miyagi...

Ya en el siglo XIX, el maestro Anko Itozu, consigue introducir este arte en la escuela pública de Okinawa, enfocándolo al desarrollo físico, intelectual y espiritual de los alumnos. Es acogido con gran éxito. Poco después el Too-de, es llamado por primera vez KARATE-JUTSU (Técnica de la mano china)

 

Demostración de Karate frente al histórico Castillo de Shuri, antigua capital de Okinawa (1938)

 

Se dice que en 1853 llega al puerto de Okinawa el Comodoro M. Perry, que viajaba a Japón con la intención de exigir por la fuerza la apertura comercial de Japón al mundo, y que de camino recaló en Okinawa, donde se sorprendió de que la escolta del Rey no dispusiera de armas.

Entre esta escolta destacaban Sookon Matsumura, Yatsune Azato y Anko Itozu, quienes comprendieron que sus artes marciales debían evolucionar para enfrentarse a enemigos más grandes y con distintas costumbres.

En el siglo XX, un alumno de Itozu, Gichin Funakoshi (considerado el padre del Karate moderno) criado ya en las costumbres modernas tras la Revolución Meiji, viaja a Japón y consigue que el Karate cale entre los habitantes del país con gran éxito. Así mismo le cambia el nombre y el kanji que lo representaba, por KARATE-DO, Camino de la mano vacía, dándole una mayor connotación espiritual, y eliminando la referencia a China en un tiempo de ultranacionalismo nipón.

En Japón el Karate tuvo éxito en  los clubes universitarios gracias a la ayuda de grandes maestros de otras Artes Marciales como Jigoro Kano (Judo) o Morei Ueshiba (Aikido), entre otros, que supieron ver la excelencia de este arte, muy dificil de apreciar por el público japonés, ya que el Karate tradicional, es un arte codificado en sus formas tradicionales (kata) y para la visión de los profanos, era algo así como "un baile típico de Okinawa". Para demostrar la eficacia de las técnicas del Karate, se comenzaron a hacer exhibiciones de rompimientos (Tameshi-Wari)

El Butokuden de Naha (Sala de las Virtudes Marciales, que se ocupaba de la difusiòn de las Artes Marciales) fue el único edificio que se mantuvo en pie en la ciudad tras los bombardeos de Abril de 1945 a consecuencia de la II Guerra Mundial

 

Sin embargo, tendrían que llegar figuras carismáticas, auténticos ídolos sociales, para mitficar el Karate-do y convertirlo en un espectáculo de masas. Y si hay un nombre propio que llevó el karate por todo el mundo y se convirtió en el prototipo de samurai moderno, ese fue sin duda Masutatsu Oyama, que gracias a la influencia y/o  enseñanzas de grandes figuras como el propio Funakoshi sensei, su hijo Yoshikata, Sensei Chooki Motobu, el legendario "bushi" Matsumura, Sensei Gogen Yamaguchi, Sensei So Neishu, y otros nombres propios del Karate traicional, ideó una nueva concepción del karate, descifrando esos códigos secretos formulados en Okinawa, a través de la práctica real del BUSHIDO (camino del guerrro) y adaptando el Karate-do a su realidad contemporanea, le llamó "La Última Verdad" o KYOKUSHIN.

Kyokushinkai, es una escuela de karate moderno, nacida en los años 50, para responder a la necesidad vital y espiritual de su creador SOSAI MASUTATSU OYAMA. Sosai Oyama viajó por todo el mundo promocionando el arte del karate-do, convirtiéndose en el mejor embajador del Karate japonés -siendo coreano de nacimiento- llegando a crear una escuela (IKO Kyokushinkai-kan) con 20 millones de practicantes en todo el mundo.

Mas Oyama practicando el antiguo kata okinawense Nai Fan Chi (Tekki)

Después de un profundo estudio del Karate, así como de otras artes de combate, eliminó las técnicas que le resultaron inservibles del arte que había heredado, creando un sistema basado en la máxima efectividad. Sus teorías se basaron en el conocimiento de la práctica, pues después de infinidad de retos y combates contra hombres y animales, fundó lo que otros denominaron "The Strongest Karate" (El Karate Más Fuerte)

Sin embargo, todo su mérito lo atribuyó siempre al duro entrenamiento, esfuerzo y a la perseverancia (OSU NO SEISHIN).

Siempre dijo: LO MÁS IMPORTANTE EN EL ÁNIMO DEL KARATE KYOKUSHINKAI, NO RECAE EN LA VICTORIA O EN LA DERROTA, SINO EN PERFECCIONAR EL CARÁCTER DE TODOS LOS PARTICIPANTES

Además definió de esta manera el ideal del espíritu del estudiante de Kyokushin:

MANTÉN LA CABEZA BAJA (modestia), OJOS ALTOS (ambición), RESERVADO EN EL HABLAR (hablar correctamente) Y BUEN CORAZÓN (tratar a todos con respeto y cortesía). LOS MAYORES SON EL PUNTO DE PARTIDA (servir a los padres)”

Muchas personalidades del mundo, han sido instruidas en karate Kyokushinkai como: El Rey de España Juan Carlos I, El Rey Hussein de Jordania, el Rey Constantino de Grecia, la familia real de Arabia Saudita, Nelson Mandela, Vladimir Putin...

Actores como Sean Connery, Dolph LundgreenChuck Norris, Jean Claude Van Damme, Michael J White ó Sonny Chiba (Que en los años 70 protagonizó una trilogía de películas basadas en la vida de Sosai Oyama) Así como diferentes cuerpos militares y de seguridad de muchos países.

 

Shihan Sonny Chiba junto a Sosai Oyama

En la actualidad, desde la muerte del maestro Oyama en 1994, Kyokushin se mantiene como una de las escuelas más importantes y extendidas de las más de 300 que existen en el Mundo.

También a partir del estudio del Kyokushin, se han fundado otras muchísimas escuelas basadas en la expereincia y personalidad de sus fundadores, tal y como hizo Oyama en su momentom a partir del Shotokan y el Goju Ryu, tales son: Kickboxing, Oyama Ryu, Seido Juku, Daido Juku, Enshin Karate, Karate Jutsu Kai, Kyokushin Budokai...

Kyokushin, ha sabido mantener la tradición de su filosofía y sus formas pudiéndose, no obstante, adaptarse al siglo XXI y continuar siempre evolucionando hacia la eficacia, la formación y el perfeccionamiento de todos sus participantes, bajo el espíritu ancestral del OSU! 

 

Shihan Iván Pérez Robles

(Licenciatura de Historia, UPV/EHU)